la esquina rumbera

domingo, 8 de enero de 2017

salsa en la esquina rumbera Desde su inicio en 1954, la legendaria banda La Sonora Ponceña, de Puerto Rico, ha sido uno de los más consistentes productores de musica de salsa. Dirigida por Enrique “Quique” Lucca Caraballo, nacido en Yauco, Puerto Rico, este grupo ha incluído muchos de los mas talentosos artistas en el mundo de la salsa, en una época u otra. De hecho, la banda evolucionó de un grupo llamado el Conjunto Internacional, formado por Lucca en 1944. Ese grupo incluía a Antonio Tato Santaella en los bongos, quien estaría con Lucca por muchos años. Lucca era un gran fanático de la famosa banda cubana llamada La Sonora Matancera y su estilo musical que utiliza una sección de percusión completa, con solo trompetas en la sección de bronce para armonizar con el piano y las voces. Al ponerle nombre al grupo, Lucca añadió el nombre de la ciudad de donde es originario el grupo, Ponce, y es así como surgió el nombre de La Sonora Ponceña. Enrique “Papo” Lucca Jr. nació en 1946 y demostró enormes dotes de talento desde que era un niño pequeño. Lucca estaba destinado para integrar y ser una de la mayores contribuciones a la familia de La Sonora Ponceña. El grupo evolucionó y en 1956 incluyo al pianista Vicentico Morales mientras que el joven Papo estaba ya en el piano haciendo arreglos. A la edad de 12 años, Papo había grabado su primer solo al piano. Otras de las primeras grabaciones del grupo contaron con varios vocalistas populares de aquellos tiempos tales como Felipe Rodriguez y Davilita. Para 1960, la banda había viajado a la ciudad de Nueva York para hacer presentaciones en el Centro Manhattan y el Teatro Puerto Rico. La banda y en especial Papo, fueron bien recibidos. Papo continuó refinando sus habilidades en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, de donde salio siendo ya un consumado músico y arreglista. Durante estos primeros años, el grupo era conocido principalmente por sus guarachas y boleros. También utilizaron a muchos cantantes distintos quienes tambien cantaban con otros grupos. Esta situación se estabilizó cuando Tito Gomez se incorporó a la banda y permaneció en ella hasta 1974. 1968 fue un año notable para el grupo; Quique dejó de ser director musical dejando a su hijo Papo encargado, y el grupo implementó la nueva tecnología de LP de alta fidelidad en sus grabaciones. La dirección musical de Papo consistío en una fusión de estilo moderno, sonidos cubanos tradicionales junto con jazz complementado con improvisaciones. El grupo también aumento a cuatro las trompetas en la sección de bronce. Luigi Texidor se incorporó como cantante principal y Miguel Ortíz quien empezó como timbalero vino a reemplazar a Tito Gomez. Finalmente, Yolanda Rivera y Toñito Ledee se incorporaron como cantantes principales. Estos elementos definirían el “sonido” de La Sonora Ponceña por muchos años. El siguiente año, el grupo grabó su primer álbum LP bajo el sello Inca. Estaba incluída en ese álbum la canción “Hachero Pa’ Un Palo” la cual contribuyó a que el mundo descubriera a esta banda de salsa seminal. Grabaron un éxito aún mayor con “Fuego en el 23” y continuaron hasta grabar 30 álbumes bajo el sello Inca. Para 1980, el grupo se había convertido en un gran éxito pero probablemente su mejor trabajo estaba aún por verse. La salsa romántica estaba de moda y la banda se ajustó a los nuevos estilos y fuerzas comerciales sin abandonar las características de sus éxitos anteriores: salsa pura, como en esta canción, Percusión de su álbum 45 Aniversario. Papo se convirtió en un famoso pianista y arreglista en gran demanda. Fungió como parte importante de la Fania All-Stars y colaboró con muchos artistas, incluyendo a aquellos que estaban afiliados a la Fania.
salsa en la esquina rumbera En 1944 Enrique "Quique" Lucca Caraballo formó una agrupación musical en Ponce, Puerto Rico bautizándola con el nombre de "Orquesta Internacional" que no tuvo el éxito que esperaba. En febrero de 1954 reunió de nuevo al grupo llamándola Sonora Ponceña con un repertorio de temas de Arsenio Rodríguez, la Sonora Matancera y el Conjunto Casino haciendo su primera presentación el 20 de abril de ese año. En 1968 graban su primer disco de 33 RPM llamado Hacheros Pa' Un Palo que contaba con los arreglos hechos por el hijo de "Quique", Enrique Arsenio, conocido como Papo Lucca. El disco fue un éxito en Nueva York al igual que su segunda grabación, llamada Fuego en el 23, que fue realizada en 1969. Aconsejado por Louie Ramírez la agrupación inicia una gira por el Caribe interpretando y grabando temas, tales como La Pollera Colorá, del colombiano Wilson Choperena y bombas, merengues, guaguancós y sones. A finales de los años 70 el grupo graba un disco con Celia Cruz titulado La Ceiba. En 1980, Papo graba el disco New Heights que presentó como novedad la ilustración de la carátula. Además, con ese disco, comenzaron a titular los álbumes en inglés y a incluir temas de latin jazz, lo que reforzó el carácter internacional de la orquesta. En el 2004 lanzaron el disco "Back to the Road" bajo el Sello Pianissimo de propiedad del mismo Papo Lucca. El 16 de marzo de ese mismo año les fue dedicado el vigésimo tercer "Día Nacional de la Salsa", el más importante acontecimiento salsero en Puerto Rico, realizado en la ciudad de San Juan (Puerto Rico). Posteriormente recibieron el reconocimiento del Alcalde de la ciudad de Ponce, Rafael Cordero, quien nombró una de las calles de la ciudad como Enrique Lucca Caraballo, en honor a "Quique" Lucca. En una votación unánime, la Junta de Directores del Día Nacional de la Parada Puertorriqueña en Nueva York, designó a la orquesta, en su 50 Aniversario, como la Orquesta Invitada de Honor en el Noveno Desfile Anual celebrado el 13 de junio de 2004. El 4 de septiembre del 2004 fueron parte de la inauguración del Coliseo José Miguel Agrelot junto al Apolo Sound de Roberto Roena y a Richie Ray y Bobby Cruz.